Ser mamá con una agenda ocupada tiende a ser una razón para olvidar las necesidades de la piel y su cuidado. Para ello, hemos realizado una guía para consentirte y sacarle el máximo provecho a tu piel.

Cuidado corporal

  1. Realiza baños diarios cortos con agua tibia
  2. No es necesario el uso de jabón para todo el cuerpo, se recomienda utilizarlo en las zonas donde hay mayor concentración de glándulas apocrinas (axilas, genitales).
  3. El lavado debe de ser suave, sin tallar
  4. Es importante humectar diario la piel con una crema libre de perfume, una o dos veces al día si la piel es seca

shutterstock_1239836275

Cuidado facial

  1. Durante el baño realiza una limpieza suave y cuidadosa eliminando el sebo acumulado. Una piel limpia absorbe mejor las cremas específicas para el cuidado de la piel
  2. Posterior a la limpieza utiliza un antioxidante en crema o en suero (la vitamina C es buena opción), te ayudará a mantener la luminosidad de la piel y eliminar los radicales libres generados
  3. Hidrata la piel y no olvides el contorno de ojos. Las cremas hidratantes se indican en base al tipo de piel (seca, mixta o grasa)
  4. Utiliza un protector solar con FPS mayor a 30. Reaplica cada 4 horas en cara y zonas expuestas al sol. En pieles grasas se puede utilizar en lugar de la crema hidratante
  5. Por la noche realiza una limpieza gentil para eliminar el sudor, maquillaje y la grasa acumulados en el transcurso del día
  6. En caso necesario se puede aplicar una crema de cuidado específico (tratamiento de manchas, antiarrugas, hidratante)

shutterstock_1063806329

No olvides que una alimentación balanceada, buena hidratación corporal y evitar el uso de cigarros mejoran la apariencia de la piel.

Sigue estos sencillos pasos para mantener tu piel radiante y retrasar el envejecimiento cutáneo. No olvides consultar a tu dermatólogo.

 

Consulta todas tus dudas con nosotros👩🏻‍⚕️💗
Comparte esta información.

DermaChild


0 commentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: